“Después de doce años de trabajo el equipo de la Corporación ha vivido de cerca las dramáticas situaciones y tragedias que afronta el pueblo colombiano, ha podido develar de manera directa y por testimonios quienes han sido los responsables de imponer de manera violenta, legal e ilegal un proyecto económico político, opresor y excluyente, y ha recibido valoraciones, reconocimientos, críticas y enseñanzas que las comunidades y organizaciones han transmitido, mantiene la esperanza de que el cambio y la transformación hacia un mundo más justo es posible y es el poder del amor el que anima, fortalece, dignifica, acompaña, da la convicción, la coherencia y el coraje para continuar en la defensa de los derechos humanos, la biodiversidad, el territorio y la cultura de los pueblos pese a las amenazas, riesgos, señalamientos, dolores, tristezas y dificultades que se presentan en la defensa de los Derechos Humanos y de los Pueblos.”

 

La Corporación Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez es una entidad sin ánimo de lucro, que persigue como fin social acercar el Derecho a las comunidades a los sectores sociales y populares, de manera tal que éste se ponga al servicio de las realidades comunitarias, sociales, políticas y culturales en que se encuentra inmersa la población. De la misma manera, impulsamos el desarrollo de una sociedad democrática, pluralista, tolerante y respetuosa de los Derechos Humanos todos fundamentales y del Derecho Internacional Humanitario y propendemos por que en nuestro ordenamiento jurídico se desarrollen los conceptos y principios de un Derecho garantista y democrático, que desarrolle realmente los principios del modelo de Estado Social y Democrático mucho más justo.



Los objetivos del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez son, en esencia, contribuir a la transformación social donde haya justicia, igualdad y equidad social y a la promoción, protección y defensa de los Derechos Humanos y de los pueblos. A la vez, deseamos acompañar permanentemente a las víctimas en la defensa, reivindicación y  protección de sus más elementales Derechos Humanos, así como en la forma de hacerlos valer y en la promoción de los mismos.

 

Para ello, aunamos esfuerzos con otras organizaciones nacionales e internacionales con el fin de hacer efectivos los Derechos Humanos para todas las personas, sin distingo de clase alguna, a través de la asesoría socio-jurídica y la promoción de la cultura, el libre pensamiento y la investigación.

 

Queremos, a través de estos procesos, impulsar iniciativas que propendan por construir un país menos violento, menos antidemocrático, menos intolerante. Menos injusto. Que le apueste a la paz con justicia social, donde el Derecho obedezca a procesos consensuados y donde la participación de toda la ciudadanía sea la característica principal, sin exclusiones de ningún tipo.

 

Por ello, hemos decidido patrióticamente sumar esfuerzos y voluntades y aportar desde nuestro desarrollo personal y profesional a la causa de todos, pero sobretodo a la causa de los sectores más vulnerables y vulnerados ya sea por la violencia, por la situación económica, por la exclusión social y política o por cualquier otra injusta razón.

 

Creemos que hay mucho por hacer y que es hora que, desde el Derecho, le aportemos mucho más a nuestra sociedad teniendo siempre como propósito infranqueable el respeto a los Derechos Humanos y la aplicación integral de éstos.

 


El Colectivo ha tomado el nombre del ilustre penalista y catedrático colombiano, oriundo de la región del Valle del Cauca, Dr. Luis Carlos Pérez (1914-1998), quien fue representante a la Cámara, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, profesor y rector de la Universidad Nacional y profesor de la Universidad Libre, entre otros cargos de importancia. En 1951 le fue entregada en Budapest (Hungría), la Medalla de Oro de la Paz por su libro “El delito de propaganda bélica”.

 

EL Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez comenzó sus labores en la ciudad de Bucaramanga en septiembre de 2001, con la intención de acompañar a las organizaciones sociales, populares, organizaciones sindicales y a las comunidades de población desplazada y vulnerable en la región. Y lo hizo básicamente por dos razones:

 

a/ No existía en la región una organización especializada que desde lo jurídico brindara acompañamiento y asesoría a los sectores sociales y populares, sindicales y  desplazados desde una perspectiva humanista, además de trabajar de lleno en la defensa y protección de los Derechos Humanos (en este sentido las regiones se encontraban también desprotegidas ya que el acompañamiento que pueden brindar las organizaciones desde Bogotá es puntual y esporádico).

 

b/ Se vivía en el momento de nuestra fundación –y persiste de forma agravada en la actualidad- una grave crisis humanitaria en las regiones colombianas del Nororiente, Catatumbo y del Magdalena Medio. El conflicto político, social y armado que sufre la población en ambas zonas las ha colocado a la cabeza en las estadísticas de desplazamiento forzado a nivel nacional. Es de reseñar que desde el Magdalena Medio y el área del Catatumbo (ubicado en el Nororiente) se desplazan forzadamente cada año alrededor de 50.000 familias y lo hacen hacia ciudades cercanas como Barrancabermeja, Bucaramanga, Cúcuta y Ocaña. A estas personas hay que añadir las de las comunidades que, en medio del conflicto político, social y armado de la región, se resisten a desplazarse y que también son atendidas y asesoradas por el CLCP.

 

Además de estas dos razones fundamentales, hay que reseñar que en nuestra región –al igual que en la totalidad del país- se ha venido implementando un proceso de persecución, criminalización y judicialización de las organizaciones sindicales y sociales y de las asociaciones de población desplazada y, en general, de toda forma de protesta social, configurándose así un panorama de masiva violación de Derechos Humanos y de infracciones al Derecho Internacional Humanitario por parte de los distintos actores armados pero, muy especialmente, por parte del Estado colombiano.

 


 

El Colectivo de Abogados trabaja con Campesinos, Indígenas y Población en situación de Desplazamiento Forzado, Sindicatos, el Movimiento de Victimas y los movimientos estudiantiles, todos procesos organizativos que trabajan en los Departamentos de Santander, Norte de Santander y Magdalena y Medio.

Actualmente, la Corporación Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez cuenta con dos (2) sedes, una en la ciudad de Bucaramanga y otra en la ciudad de Cúcuta, y hacemos visitas periódicas y presencia en Norte de Santander en los municipios de Ocaña, Tibú, Tarra, Salazar, Sardinata, Convención, Abrego, Cucutillla, Zulia, Los Patios, Villa del Rosario, y en Santander en los municipios de Lebrija, Rionegro, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, San Gil, Charalá, Curití y el Cerrito y en el Magdalena medio comprendido por el Sur de Bolívar y Barrancabermeja.